Pedro hoy a roto a llorar. Y con su llanto se han desatado todas las emociones en el grupo.

Un grupo cada día y kilómetro que recorremos más unido.

Ayer, hoy para cuando leáis estas líneas, recorrimos casi 16 kilómetros en 7 horas, de Dingboche (4.410) a Chukung Ri (5.550 m).

Y al final del día hemos disfrutado de una estampa impresionante, desde un mirador donde hemos divisado nuestros dos objetivos, el Island Peak y el Ama Dablam.

Desde allí hemos divisado otros ocho miles como el Makalu y el Lhotse.

Hoy Pasang subió con chanclas. Lo comento porque es un ejemplo de que esta gente es de otra pasta.

Pedro lloró por un motivo que nos ha hecho mostrar nuestra mejor y más sincera sonrisa hacia un tipo insuperable en todos los terrenos, el profesional y el personal.

Os dejo que cada día vamos acumulando esfuerzos y necesito descansar.

Mañana más y acordáos de nuestros amigos del Nepal.